Comedia
Las chicas de la 6ª planta
Las chicas de la 6ª planta
Concepción Ramírez (Carmen Maura), María (Natalia Verbeke), Carmen (Lola Dueñas), Dolores (Berta Ojea), Teresa (Nuria Solé) y Pilar (Concha Galán) son un grupo de mujeres españolas que han emigrado a Francia. Corren los años sesenta, y se han aventurado a buscarse la vida en un país extranjero sirviendo en un edificio que alberga a familias muy adineradas. 
Todas juntas se han instalado en esa aristocrática mansión, en la sexta planta del edificio, y de alguna forma, comienzan a influir en las vidas de los demás habitantes del vecindario con su vital espíritu de afrontar los problemas. En especial en la pareja formada por Jean-Louis (Fabrice Luchini) y Suzanne (Sandrine Kimberlain). Ella se muestra rígida y airada ante la aparición de esta trouppe, mientras su marido descubrirá gracias a ellas que hay muchas cosas por las que seguir disfrutando de la vida. Los problemas entre ambos, no tardarán en llegar, al chocar frontalmente la austeridad con la que habían vivído y los placeres y la diversión que se esconde en el sexto piso.
Las chicas de la 6ª planta
Las chicas de la 6ª planta
Las chicas de la 6ª planta
Concepción Ramírez (Carmen Maura), María (Natalia Verbeke), Carmen (Lola Dueñas), Dolores (Berta Ojea), Teresa (Nuria Solé) y Pilar (Concha Galán) son un grupo de mujeres españolas que han emigrado a Francia. Corren los años sesenta, y se han aventurado a buscarse la vida en un país extranjero sirviendo en un edificio que alberga a familias muy adineradas. 
Todas juntas se han instalado en esa aristocrática mansión, en la sexta planta del edificio, y de alguna forma, comienzan a influir en las vidas de los demás habitantes del vecindario con su vital espíritu de afrontar los problemas. En especial en la pareja formada por Jean-Louis (Fabrice Luchini) y Suzanne (Sandrine Kimberlain). Ella se muestra rígida y airada ante la aparición de esta trouppe, mientras su marido descubrirá gracias a ellas que hay muchas cosas por las que seguir disfrutando de la vida. Los problemas entre ambos, no tardarán en llegar, al chocar frontalmente la austeridad con la que habían vivído y los placeres y la diversión que se esconde en el sexto piso.

Subir